Empresario argentino comprometido con el desarrollo de la industria nacional de su país, dedicado principalmente a la industria farmacéutica, con participación en el rubro bancario y de seguros. Actualmente es presidente de Laboratorios Richmond.

Nuevo desarrollo argentino para el tratamiento del VIH

 

Las alternativas terapéuticas para el tratamiento de la enfermedad del VIH han avanzado de manera significativa por la disponibilidad de la terapia antirretroviral de alta eficacia (ATARV).

El objetivo de dicha terapia, es retrasar la progresión de la enfermedad, la mejoría de la calidad de vida, la restauración y preservación del sistema inmunológico, la supresión completa y duradera de la replicación del VIH y la prevención de la transmisión del virus.

 

En este contexto, Laboratorios Richmond anuncia el lanzamiento de ZEVUVIR®, el primer genérico en la región de un inhibidor de la integrasa, (Dolutegravir), permitiendo así el acceso al tratamiento de drogas como ésta de última generación.

 

El Dolutegravir, en combinación con otros agentes antirretrovirales, es recomendado en la mayoría de los regímenes de primera línea en el tratamiento del VIH. Está indicado en adultos y adolescentes de 12 años de edad o mayores con un peso corporal de al menos 40 kg.

 

Se destaca que el Dolutegravir, contenido de ZEVUVIR®, es un agente antiviral contra el VIH, y es uno de los antirretrovirales de elección, según las últimas guías tanto argentinas, como europeas y norteamericanas. El mecanismo de acción del Dolutegravir® se basa en inhibir la integrasa del virus de VIH, uniéndose al ciclo activo de la misma, bloqueando la transferencia de la cadena durante la integración del ácido desoxirribonucleico (ADN) del virus y evitando así su replicación.

 

ZEVUVIR® fue desarrollado localmente por el equipo de I+D de Laboratorios Richmond, realizando en centros argentinos los estudios de bioequivalencia y caracterización del activo.  Es terapéuticamente equivalente al producto de referencia de acuerdo al Estudio de Bioequivalencia in vivo aprobado por ANMAT según Disposición N° 4471/19.

 

Además, focalizándose en el paciente y en su adherencia al tratamiento, se presenta en un blíster de aluminio troquelado. Esto posibilita la separación de los comprimidos de cada día, garantizando su estabilidad, brindando una mayor comodidad y facilitando el control de la administración.

Nota: Infobae